Kéfir lactosa

El kéfir es un producto lácteo muy parecido al yogur y se crea mediante la fermentación de una colonia de bacterias y levaduras, por lo tanto el kéfir contiene lactosa.

Pero no necesariamente encontraremos siempre la lactosa dentro del kéfir y sus productos derivados que se elaboran con el kéfir. De hecho se pueden hacer muchos alimentos tanto con lactosa como si ella, es decir, es muy equilibrado.

yogur de kefir

Si bien la presencia de bacterias y levaduras lácticas dentro del kéfir que también hacen posible una reacción lacto alcohólica en el fermentado, y que le da ese sabor efervescente, no quiere decir que una persona intolerante no pueda consumir este kéfir.

En este artículo despejaremos todas esas dudas sobre el kéfir y la lactosa, algo que muchas veces ha sido tratado como un tabú y con secretismos. Pero hablaremos de las alternativas al kéfir con lactosa y muchos más.

El kéfir de leche, kéfir lácteo, es una bebida que puede consumir cualquier persona saludable, desde los niños hasta los más grandes, incluso una persona que llegue a ser intolerante a la lactosa. ¿Por qué sucede esto?

yogurt de kefir casero

Pues las semillas de kéfir han logrado absorber la lactosa en su totalidad y además no han producido el ácido láctico correspondiente.

Kéfir intolerancia lactosa

Entonces el kéfir efectivamente es un alimento completo que, si bien puede ser un producto lácteo, pero que perfectamente puede ser consumido por todas aquellas personas que tienen una reacción por la lactosa.

Entonces la intolerancia a la lactosa no represente en ningún momento un obstáculo para ellos. Así pues se derriba ese mito sobre el kéfir y su contenido intrínseco de lactosa que no puede ser ingerido por nadie con ese tipo de intolerancia.

receta con kefir de leche

Por otra parte, también puede combinarse con muchos tipos de leches que no contiene lactosa y este consumir de sus propiedades perfectamente para poder desarrollarse de manera idónea. Ya que muchos piensan que sin lactosa el kéfir no se alimenta bien.

Entre esas alternativas tenemos muchos tipos de leches de origen vegetal que no contienen lactosa. Bien sea de arroz, de coco, de almendra, de soja, entre otras.

Luego tenemos las opciones de las leches de origen animal pero que carecen de lactosa. Y por otro lado el kéfir de agua, que por cuestiones obvias no tendrá en ninguna medida la lactosa. Con este podrás crear solo bebidas y no otro tipo de alimentos como con la leche.

comprar kefir pastoret

Kéfir Pastoret ecológico ¡Comprar!

Kéfir lleva lactosa

Así que podemos afirmar nuevamente que sí, el kéfir lleva lactosa, pero no por ello hay que apartarlo para las persona intolerantes o pensar que puede traer contraindicaciones para personas que deberían bajar el consumo de lactosa por cualquier razón.

Pues este no pertenece directamente a un alimento con alto contenido de lactosa, sino que como ya explicamos, esta se vio degradada por la absorción de las semillas y no hubo posteriormente una producción de ácido láctico.

Los beneficios del kéfir son realmente impresionantes y los del kéfir lácteo también lo son. Y pues sus recomendaciones son muy variadas. A continuación te daremos una serie de usos del kéfir lácteo.

kefir lacteo

Se indica el consumo de kéfir lácteo para aquellas personas que acaba de terminar un tratamiento con antibióticos. Así pues el kéfir ayudará a regenerar la flora intestinal con todas sus bacterias que ayuda al sistema digestivo.

Otro de los grandes usos del kéfir láctico es para prevenir muchas enfermedades que se sucederían si tuviéramos un sistema inmune debilitado. Por ello se le atribuyen propiedades preventivas. Así pues, el kéfir ayuda al fortalecimiento del sistema inmune.

Kéfir leche lactosa

Continuemos con el uso del kéfir láctico pero que las personas intolerantes a la lactosa pueden consumir. El kéfir alivia problemas gástricos y del intestino como el estreñimiento, la pirosis, la diarrea y las ulceras.

kefirko para desayunar

Después tenemos otro gran uso del kéfir láctico y esta vez vuelve a ser de una manera un poco más preventiva: la prevención de enfermedades cardiovasculares. ¿Cómo? Por su capacidad de reducir fácilmente los niveles del denominado colesterol malo.

Curiosamente otro de los grandes beneficios del kéfir es que puede reducir los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Mientras que por otro lado contiene propiedades que logran combatir el agotamiento y la fatiga.

Luego el kéfir logra nivelar los niveles de glucosa en la sangre, aporta gran contenido vitamínico y mineral por lo que ayuda en líneas muy general a la salud del cuerpo humanos en muchos sentidos.

kefir de leche casero

Kéfir lactasa

Ahora bien, otro de los temas que tanto intrigan a los consumidores es el tema de la lactasa en el kéfir. Algo que muy pocas personas tienen en cuenta y creen que se trata de algo muy complicado e inentendible.

Pero en realidad es muy sencillo, cuando tenemos una leche con lactosa, como por ejemplo la típica leche de vaca, pero queremos retirarle la lactosa sin perder sus azucares importantes, se añade pues la lactasa.

El rol principal de la lactasa será descomponer la lacto en las dos azucares básicas que la componen: la glucosa y galactosa. La intolerancia a la lactosa sucede cuando el intestino delgado no es capaz de producir una suficiente cantidad de la lactasa para lograr descomponerla.

receta con yogurt de kefir

Así pues se trata de una enzima que nosotros mismos somos capaces de producir para descomponer a esa lactosa y poder digerirla luego y ser absorbida correctamente. Por ello se le agrega a la leche para cumpla ese rol que las personas con intolerancia a la lactosa no pueden.

Ahora ya sabes todo acerca del kéfir y la lactosa. Ese tema tan controversial y que hace que muchas personas no terminen por definirse en sus intenciones de consumir el kéfir como alimento diario y que supone un suplemento probiótico y que es capaz además de traer muchas otras propiedades.

El kéfir es un alimento láctico pero que incluso puede ser consumido por aquellas personas que producen poca lactasa y son intolerantes en consecuencia a la lactosa. Por ello no hay restricciones definitivas para ellos, sino muy por el contrario, hay muchas alternativas.

Recuerda compartir este artículo  con tus personas más allegadas y que tengan dudas sobre la lactosa en el kéfir. Así despejan sus dudas y se animan de una vez a entrar a este mundo del kéfir rico en propiedades.

¡Por cierto! Antes de que te vayas, queremos recomendarte esto que seguro que te interesa:

Son una serie de contenidos a parte del que has leído que puede ser interesante para tí ¡Muchas gracias por leernos!

Kéfir lactosa
5 (100%) 2 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!