No cabe duda de que hoy en día buscamos alimentarnos cada vez mejor y recurrimos a los llamados ‘superalimentos’ para ello. Y el kéfir, un probiótico milenario que vive un nuevo auge, es uno de ellos.

El kéfir puede ser de leche de vaca, de cabra, en versiones comerciales de la cocina, o incluso de agua. En los siguientes párrafos dedicaremos todo sobre lo que tienes que saber de este alimento probiótico que trae tantos beneficios.

leche de kefir

Te hablaremos de su origen, del lugar donde se comenzó a consumir, sobre su contenido y propiedades, preparación, dónde comprar kéfir, sus cuidados y conservación, así como también sobre su sabor y contraindicaciones.

Qué es el kéfir

“Pero, ¿qué es el kéfir?”, probablemente te estés preguntando. El kéfir es un probiótico lácteo fermentado por medio de la acción de organismos vivos fermentados llamados nódulos o granos de kéfir que contienen caseína, levaduras y bacterias.

Esas bacterias antes mencionadas son las garantes y causantes de dos tipos del proceso de fermentado: alcohólica y láctea. La primera le dota a este producto cierta efervescencia  que provoca un bueno gusto al probarla.

granos de kefir

El kéfir es ampliamente confundido con el yogur, ya que ambos son productos lácteos fermentados. La diferencia está en que la producción del kéfir conlleva agregar un producto fermentado vivo como los nódulos de kéfir.

Origen del kéfir

Los orígenes del kéfir provienen de las montañas del Cáucaso. Y sus inicios refieren a que es un producto milenario. Cuenta la leyenda en las tierras sumerias que los mismísimos dioses hicieron un homenaje a Noé con esta planta de kéfir al no poder convertirlo a inmortal.

Mientras que para las culturas que profesan el islam, este kéfir es un don de Mahoma para todos sus feligreses del musulmán. Todo esto nos lleva a la conclusión de que el kéfir efectivamente es milenario y de origen en el Oriente Medio.

kefir con frutas

No obstante, hoy en día su popularidad en las tierras occidentales está en alza. Su llegada a España data de los años 50 del siglo pasado y a partir de ahí su fama no ha parado de crecer.

Hongo kéfir

Muchas veces existe una confusión con los hongos de kéfir, los granos de kéfir y los nódulos. Y es relevante resaltar que son lo mismo. El hongo de kéfir es el conjunto o masa con propiedad simbiótica y que, como mencionamos, contiene bacterias y levaduras.

Dichas bacterias probióticas también están combinadas con otros tipos de elementos importantes en el aporte de propiedades a tu saluda como lo son los lípidos y proteínas y estos a su vez están dentro de una matriz polisacárida bautizada como ‘kefiran’.

kefir preparado y listo

Hay que tener en cuenta que los microorganismos que contiene este producto milenario no siempre son los mismos. También depende de los métodos de cultivo de cada región y cultura. Pero en líneas generales, siempre contiene la bacteria lactobacilos y la levadura candida kefyr.

Nódulos de kéfir

Esta masa recibe también el nombre de nódulos de kéfir por sus formas circulares y globulares que le confieren una apariencia muy parecida  a una rama de coliflor. También parecen granos de arroz de color blanco y esgrimen un olor ácido.

Cuando hablamos de la función principal de los nódulos del kéfir, nos referimos a que este, una vez agregado a la leche, comienza con el proceso de fermentación y aporte de propiedades a la bebida. Los nódulos de kéfir se alimentan de la azúcar de la leche y no se mezclan entre sí.

granulos de kefir de leche

Los nódulos pueden llegar a tener un aspecto un tanto gelatinoso, de una tonalidad amarillenta y que pueda desprender un mal olor. En este caso, es momento de cuidarlos sumergiéndoles en leche fresca para que recuperen su estado normal.

comprar kit para kefir

Set ideal para hacer kéfir ¡Comprar!

Preparación del kéfir

Para la preparación del kéfir solo vamos a necesitar los nódulos de kéfir y leche fresca de tu preferencia. Recuerda que el kéfir se puede hacer con leche de vaca, de cabra o incluso existe el kéfir de agua. Su preparación es muy sencilla ya te la diremos.

En un tarro coloca leche fresca a temperatura ambiente y luego añádele los nódulos de kéfir. La proporción es una cucharada de hongo de kéfir por cada 250ml de leche fresca. A continuación debes cerciorarte de que la temperatura esté entre los 25 y 30 grados.

Posteriormente, debes dejar fermentándose ambos ingredientes en un lugar sin luz por unos dos a tres días. Esto hará que ambos se combinen y comience a crearse lo que llamamos una bebida probiótica. Luego retira el kéfir con un colador y lo puedes usar posteriormente en un nuevo proceso.

hacer kefir de leche

Beneficio del kéfir

Los beneficios del kéfir son realmente bastantes y al mismo tiempo son muy específicas. Pero en líneas generales, el kéfir cumple varias funciones para el organismo del ser humano al ser consumido. ¡Vamos a ver!

El kéfir cumple roles de limpieza en el cuerpo de las personas. Quita del organismo sales y materiales pesados, limpia también el cuerpo de antibióticos químicos. Y también hace su función de limpieza en todo el sistema digestivo.

También tiene una gran capacidad reguladora. Puede estabilizar nuestro sistema nervioso mejorando la concentración, tratamiento de la depresión y mejorar el sueño. También logra regular los niveles de glucosa y lípidos en la sangre.

propiedades del kefir

Cuidados del kéfir

Este producto probiótico también requiere de una serie de cuidados y pautas para conservar el kéfir debido a que por supuesto como es un organismo vivo, debe tratarse con mucho cuidado y evitar posibles contaminaciones.

Como cuidado principal, te decimos que debes cambiar la leche, donde tengas el kéfir, cada 24 horas. También hay que colocarlo en un colador de plástico al momento de retirarlo y no en uno de aluminio para evitar posibles contaminaciones.

Peligros del kéfir

Cuando tratamos con organismos vivos como los son las bacterias y levaduras del kéfir, se corren ciertos peligros al no saber manipularlos del todo, y así corremos serios riesgos de contaminación en la bebida o alguna intoxicación en nuestro organismo.

kefir y jugos

Entre las precauciones principales y para evitar riesgos al consumir el kéfir está en evitar que personas con un sistema inmunológico un tanto debilitado lleguen a consumirlo debido a su alto contenido de bacterias.

Por otra parte, sino se consume con moderación, puede llegar a afectar al sistemas digestivo de las personas causándoles estreñimiento y cólicos, por es importante saber cuánto kéfir tomar a diario.

El kéfir tiene lactosa

Muchas personas son intolerantes a la lactosa y se preguntan si el kéfir tiene lactosa y por ende no podrán consumir dicho alimento probiótico y gozar de sus mejores propiedades y beneficios que este brinda a los organismos y distintos sistemas como el inmunológico y digestivo.

lactosa en kefir

La respuesta para esas personas que tienen esta, bastante comprensible duda,  es que no contiene lactosa, salvo que lo prepares con algún tipo de leche como el de cabra o de vaca, es ahí cuando obviamente este tendrá propiedades lácticas.

Pero si te desvías por la opción de kéfir de agua, acá tendremos un producto que no contiene en ninguna instancia lactosa. Así que todas las personas intolerantes a dicho componente pueden estar tranquilas pues también hay una opción de kéfir para ellos.

Sabor del kéfir

Pero a todas estas, ¿el kéfir sabe bien? ¿Qué sabor tiene el kéfir? Pues gracias a su bajo contenido alcohólico (0,08% a 2%) goza de cierta efervescencia natural. Al mismo tiempo, llega a ser sumamente refrescante para nuestros paladares.

tipos de kefir

El sabor del kéfir también es un tanto ácido y, muchas otras veces, llega a ser un poco agrio. Además esta bebida probiótica y milenaria ostenta un olor a levadura fresca y muy suave que también contribuye al gran sabor del kéfir.

Recuerda que el kéfir es un poco parecido al yogur y de hecho se le conoce también como el yogur búlgaro. Por esa razón, su sabor goza de ese balance entre lo ácido y lo cremoso con mucho aroma especial y peculiar de estas bebidas.

adquirir granos de kefir

¡Comprar! Granos de kéfir de leche

Conservación del kéfir

Para lograr una buena conservación del kéfir hay que tener en cuenta varios consejos. Y no todos son los mismos siempre sino que varían según el tiempo en el que planees conservar esos nódulos de kéfir para preparar esta nutritiva bebida.

  • Te sugerimos que leas: Lo que debes saber sobre el kéfir de té

Si en tus planes está conservarlo solo por unos 4 o 5 días luego de comprar el kéfir en algún supermercado, lo que deberás hacer es inmediatamente meterlo en la nevera. Claro, ten en cuenta que esto hará los granos de kéfir tarden un poco más en fermentarse luego por estar fríos.

Ahora si en tus intenciones está conservar el kéfir por más de 8 días antes de su preparación, lo que harás es seguir el método de congelar el kéfir. Este consiste en sumergir los nódulos en agua para limpiarlos bien y posteriormente guardarlos en la nevera dentro de un pote de agua mineral.

kefir de leche bebida

Usos del kéfir

Los usos del kéfir son realmente un abanico prácticamente de 360 grados. Hay para cada ocasión y gusto, cuando se trata de una variable para usar este alimento en algunas de tus comidas y además estarás seguro de que contribuyes con tu salud.

Si te gusta comenzar el día con una buena fruta, puedes acompañarla con un yogur de kéfir tranquilamente. Por otro lado puedes aderezar tus ensaladas si le agregas un poco de zumo de limón y otro tanto ajo y ya está.

Este alimento llamado kéfir y que en las antiguas sociedades se lo tenía como un alimento que los dioses ofrecieron a Mahoma, tiene más o menos los mismos usos de kumis. Es decir, muchísimos. Al dejarlo escurrir un poco, este deja salir un queso de kéfir que puedes untar o agregarlo a alguna ensalada.

kefir para untar

Bacterias del kéfir

Como todo alimento de cualidad probiótica, el kéfir también contiene una serie de bacterias que le confieren esa distinción y, al mismo tiempo, lo dota de una gran cantidad de propiedades luego del proceso de fermentación por el que ellas pasan al dejar los nódulos hacer efecto.

Las bacterias que el kéfir contiene son tres familias bacterianas como los lactobacilos, los leuconostococos y los lactococos. Su función es proveer de energías a las levaduras mientras estas aportan a las bacterias las necesidades vitamínicas  y de aminoácidos.

Mantenimiento del kéfir

Ya te dimos algunos consejos de conservación del kéfir por cierto periodo corto de tiempo, pero ¿qué tal si te decimos que también puedes hacer un mantenimiento del kéfir por periodos de hasta un año o año y medio?

kefir y nodulos de leche

Pues así como lo lees, efectivamente si puedes mantener tus nódulos de kéfir intactos por todo ese largo tiempo sin que estos lleguen a perder sus cualidades probióticas en sus bacterias y levaduras de los granos de kéfir.

Para ello te sugerimos que los conserves en seco. Lo que debes hacer es sumergirlos en agua para limpiarlos, seguidamente debes colócalos sobre un paño de cocina y déjalos secar. Una vez secos, ponlos en papel y cubre todo en papel aluminio y guárdalos en un lugar seco y fresco.

set para hacer kefir

Kit perfecto para elaborar kéfir ¡Comprar!

Composición del kéfir

El kéfir goza de una composición bastante compuesta y con distintas bacterias y levaduras. Por el bando de las bacterias, como mencionamos anteriormente, tenemos a los lactobacilos, los lactococos y los leuconostococos. Encargados del aporte de energía a las levaduras.

Y por la parte de las levaduras, que forman parte de la composición del kéfir, están las candida kefyr, la levadura de cerveza, la candida inconspicua y la candida maris. Ellas proveen a las bacterias las necesidades vitamínicas.

Efectos secundarios del kéfir

Muchas veces si no tenemos cuidados a las contraindicaciones del kéfir, o de las bebidas probióticas en general, podemos sufrir ciertos percances como lo son los efectos secundarios.

yogur de kefir

Son muy pocos los casos en los que la ingesta de este alimento trae algún tipo de efecto secundario, pero sí se ha registrado casos de hinchazón de la flora intestinal, aparición del acné, gases y diarrea.

Hoy en día es cada vez más común encontrar personas interesadas en el cuidado de su salud por medio de la prevención y la buena alimentación. Es por ello que los alimentos probióticos  como el kéfir gozan de una gran popularidad debido a su gran cantidad de propiedades y beneficios que aporta al organismo.

No olvides en compartir este artículo sobre el kéfir con tus amigos para que comiencen una nueva dieta rica en propiedades con este alimento milenario y maravilloso.

Kefir
3.8 (75%) 4 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!